miércoles, 18 de octubre de 2006

Tamara de Anda y el comercio del arte

Serían alrededor de las 8 de la noche, cuando llegué a la parada del Estadio CU. Justo ahí está el paradero de peseras que me lleva hasta mi casa. Mientras esperába el arranque creí sano y humectante leer algo, pero no, lo que venía era mucho mejor. Subieron cuatro chicas. Alguna de lentes, otra de cabello largo, otra quizá de mala gana. Lo primero que escucho secuestra mi atención:

- Lo peor es que yo sé quién fue la pendeja que promovió ese proyecto. Fue la pendejita de Tamara de Anda.

Lo confieso: me encanta escuchar conversaciones ajenas y volverlas propias. Me enloquece registrar las pláticas del transporte público.

Fingí leer mi libro para concentrar mi oído en aquella charla. Por lo que entendí Tamara promovió un proyecto para vender poesía. Las citadas chicas citaban a su vez a Quevedo y a Sor Juana como parámetro de calidad, diciendo que si quiera si los escritos alcanzaran ese nivel, quizá valdría la pena venderlos.

-Pues esa pendeja gana $3500 pesos por artículo, wey. Publica en esa revista...

Envidia. Mía, claro. Y de ellas, supongo. No le va nada mal, pensé. ¿Cuál es el aspecto reprobable de que la chica reciba una cantidad justa por su publicación? Hay quienes hasta publican libros con mucho menos talento e ingenio y se convierten en best sellers.

- Y dejen les cuento algo peor... Va a salir un programa en el que le das una palabra y te genera un poema o una novela completa. ¡Y hasta un ensayo! Simplemente con darle el tema.

(Nota: un programa es un software para computadora)

Y luego sorprendentemente, las cuatro chicas universitarias se convirtieron en algo parecido a la Asociación de la Vela Perpetua, persignándose por aquella blasfemia. Ay, el pobrecito de Rubén Darío y el sensibilísimo Lope de Vega, que dirían desde sus tronos en el cielo. Ay, Baudelaire y Rimbaud como se estremecen desde el infierno con aquellas insulsas pretensiones tecnológicas. Recemos un Ave María y dos Padres Nuestros por la salvación de la poesía.

- ¿Dónde vamos a parar?, dijo una moviendo la cabeza en gesto desaprobatorio
- Es el apocalipsis...
- ¡Es peor que la pendejada de vender poemas!
- Y ya existe, y te juro que este año ya llegará a México...

Invadirá el espíritu artístico, succionará su capacidad creadora. Dejará esparcidos por las calles los restos de pellejo de aquel que alguna vez intentó ser poeta. Ahora el arte será generado en código binario y píxeles malditos.

Las palabras que referí son las originales. Ya saben que a veces los pseudo escritores nos concedemos licencias, pero esta vez no imaginé. Así fue como lo escuché.

Luego... se bajaron en Metro Miguel Ángel de Quevedo. ¡Maldita sea!

Una vez que descendieron de la unidad de transporte, me pregunté: ¿Qué es lo que les arde tanto a éstas? (en efecto, léase en tono despectivo).

La coincidencia con Tamara de Anda en realidad es una tontería. Alguna tarde ociosa navegando por la red me topé su blog. Admito que me divirtió. Miré sus datos y noté que tiene apenas 23 años. Y no soy ninguna autoridad literaria que pueda calificar sus letras. Sólo soy una lectora gustosa que aprecia la escritura amena.

Así fue como la primera frase de aquella plática me refirió a algo conocido, aunque fuera sólo de manera digital. Pero lo que me dejó meditabunda fue la idea de la venta de poesía. Los artistas han tenido que vivir de algo más que de letras y óleo. A lo largo de la historia son muchos los ejemplos de artistas que trabajaban por encargo o a sueldo, ya sea por los particulares, los emires, los nobles, la Iglesia, los monarcas, etc. Quizá sin ellos el arte no hubiera avanzado. Quizá los artistas hubieran muerto de inanición antes de lograr su obra cumbre.

¿Cuál es el problema grave de que los poetas vendan sus obras? Lo hacen en Coyoacán y eso parece ser cool para la gente. El arte no es un producto, no es mercancia, pero creo que eso no significa que no sea comerciable. No es que apoye la cultura del trabajo, la verdad yo apoyo la de la holgazanería, pero creo que si hemos de dedicarnos a hacer algo que nos provea de dinero para poder tragar, pos de menos que sea algo que nos guste. El comercio del arte le permite a los artistas seguir haciendo lo que quieren sin morir en el intento (y en una de esas poder pagar televisión por cable).

Un software que genere poesía me parece sobre todo muy frío. Creo que podrá hacer combinaciones aleatorias de palabras, quizá ingeniosas, pero carentes de sentimiento. Como quiera, puede que sea una buena herramienta. Si Thom Yorke logró hacer rolas con las creaciones de un ordenador, ¿por qué no podríamos pensar en mejores horizontes de complementación tecnológica artística?

Voy a decir algo sumamente aventurado, no me odien. Creo que las vanguardias y la novedad siempre son vistas con recelo, miedo y hasta rencor por los conservadores. La resistencia al cambio siempre es tendencia predominante. Yo voto por lo nuevo, por la experimentación, por la innovación. Mínimamente tiene el mérito de la valentía. Quedarse con los clásicos no tiene más mérito que la memoria.

18 comentarios:

Artemisa dijo...

Definitivamente nuestro país sufre de algo que es grave: Los recursos públicos destinados a la cultura, las becas y el apoyo a la creación artística no solo son limitadísimos, sino que son manejados y repartidos entre los mismos grupos, unos influyentes en cine, otros en teatro, otros en el manejo de galerías y exposiciones museográficas.

Mientras eso se perpetue desde las huecas cabezas de quienes manejan Conaculta o son jueces del Fonca... Mientras por parte de los grandes empresarios -que no son dos o tres- no exista un compromiso, digamos, de ser los "mecenas" de ahora, sí, los artistas están a merced de trabajar por encargo o de vender sus poesías no solo en Coyoacán sino donde se las compren y ahí si defiendo: ¡Ojalá que a todos los poetas les pagaran sus $3,500 por publicación! Aunque eso motive a quienes no tienen talento, sin duda y como sabiamente ya lo dijiste, es lo que hace que los verdaderos creadores tengan chance de no acabarse el cerebro y el corazón en algún trabajo ninetofive. ¡Bien por ellos!

Recuerdo bien a un profesor de mi carrera -bastante X- pero que decía algo muy cierto, "Mientras la cultura en este país ocupe el último lugar en la agenda nacional, (y de paso lo digo, en presupuesto) no se avanzará a ningún lado"... A esto se puede decir que hay mil prioridades antes, pues hay gente que simplemente no tiene que comer. No puedo estar más de acuerdo. Sin embargo, elevar la cultura no solo tiene que ver con dar más dinero y más becas a un fotógrafo, sino llevar eso a un nivel micro: Dar de comer para enseñar a leer, respetar y reconocer las lenguas y dialectos indígenas que aún quedan, con retomar las plazas y hacer de ellas foros de expresión, fomentar el desarrollo de las ideas al mismo tiempo que se otorga una Desayuno Escolar... Es prevenir la desnutrición de la mente, que como la física, es grave.

Fortalecer la cultura* no es dar la oportunidad de publicar a cualquier persona, sino hacer que las personas tengan las herramientas y recursos para hacerlo mejor y vivir de eso en algún momento.

*Y es que no sé si estoy siendo clara en lo que quiero decir, que no me refiero a la cultura como aquella que tiene que ver solo con los museos o un cuadro de Dalí. Más bien es cultura a un nivel más chiquito, no de hacer de todos unos grandes artistas, sino que elevar la cultura va desde asuntos artísiticos y de creación -como el que se plantea en este post- hasta cuestiones de participación política y educación por ejemplo.

** Chale, ¡perdón por la extensión!

Falazexy dijo...

¡Nada que perdonar! Gracias por tu comentario.

Sí, definitivamente el arte no es una de las prioridades en nuestro país y no puede serlo con el alto índice de pobreza.

Plaqueta dijo...

¡Juar! Qué cosa tan absolutamente cagada. No sé ni por dónde empezar. Lo que hice fue publicar una notitititita, de no más de 700 caracteres, sobre el proyecto de estos güeyes que hacen poesía por encargo, lo cual está bastante-bastante chingón. Ya quisieran esas cucas del micro poder producir algo que alguien les comprara, ja. Luego, pues qué pedo con el odio que me tienen... ¡y qué pedo con los chismes! No mamar, no me pagan 3500 pesos por artículo, porque pa' pronto no escribo artículos (las ganas de explicarles a estas chicas un poco sobre géneros periodísticos). Tengo un sueldo mensual fijo, no importa si escribo mucho o poco. O bueno, miento, sí escribo artículos para otra revista, pero ya quisiera que me los pagaran a eso. Y ya, dejo de hablar de mí, pero ps es que me impresionó todo y básicamente jojojo-juarjuar.

En fin, un amigo (fotopastos.blogspot.com) se topó con esto por accidente, y me echó un grito-messenger. La verdad es que fue una suerte, no sólo pa' enterarnos del chisme, sino porque tu blog está bien chido. Un gran hallazgo, y un gran saludo mándote.

.:: Shinji Ikari ::.. dijo...

nah, de todos modos los poetas se mueren de hambre siempre...

Saludos!
:D

sirako dijo...

nombre si no hay porque disculparse, si la extensión es lo de moda... yo me hice unas en el cabello (jejeje)

estoy acá gracias a plaqueta que sutilmente nos presumió tu blo' en el suyo...

Alán Islas Cital dijo...

Estoy de acuerdo contigo, no tiene nada de malo o decadente que los artistas obtengan algún ingreso por sus obras. Vivir de tu trabajo es siempre honesto. El que alguien pague por lo que haces es pruebas casi irrefutable de que le gusta realmente.

Por otro lado existen parásitos que se cuelgan del presupuesto oficial, fantoches con palancas en alguna institución cultural que los mantiene para que puedan desarrollar su obra revolucionaria. Verdaderas mafias de "artistas incomprendidos" que intercambian favores y no retribuyen en nada.

Ya sé, el arte en sí mismo es esencial. Lo es, pero entonces entramos en las arenas nebulosas de evaluar el arte, nadie se atreve por miedo a ser tachado de tapado, naco o imbécil. Justo como el Emperador y su traje invisible. Yo que soy un ingeniero destalentado y no tengo nada que ver en ese mundo bohemio lo digo: financiar tantas pendejadas es una afrenta ante las verdaderas necesidades del país. Como bien dice Artemisa, debe haber una mejor manera de fomentar la cultura en nuestro país.

La ciencia, por otro lado, siempre implica un sacrificio y hasta los más mediocres hemos pagado con sangre y desveladas lo poco que sabemos. No digo que todos los artistas sean unos guevones, solamente que la línea de lo valioso es más difícil de trazar en el campo subjetivo del arte y las humanidades. Yo considero que los recursos destinados a la cultura deben dedicarse a promover la lectura entre la población y no para pagarles viajes a unos cuantos diletantes, compas de borrachera de los burócratas.

Uy, yo también me extendí, y disculpa lo amargado que debí sonar, es que he conocido a cada personaje, tanto pseudo Rimbaud, que ah caray.

Por otra parte tu blog es muy honesto y entretenido y rutilante de reflexiones chilas.

Leo Agusto dijo...

Coincido con todos los comentarios, pero la conversación que relatas en la entrada de blog es un ejemplo de la fábula de los cangrejos mexicanos que prefieren que nadie salga de la cubeta.
Creo que Plaqueta es una chica con un talento ocioso impresionante.

Además la poesía está al fondo de los números de ventas en la cadena literaria.

Así que cualquier cosa que se pueda para fomentar ese hermoso género es bueno.

Saludos!

Viriz dijo...

la poesia diceze como m abue ( q no tiene q ver en el enrredo literario) es la venta dela comida pa el alma osea que si es algo comercial hasta cierto punto estrategico-magico (aja) el punto es que que si algo frio eso de poesia por computadora, si no sale de adentro no es poesia, sino palabras una despues de la otra.

me gusto mucho tu blog y aun que no soy figura ni adulta ni literaria es ameno leerte ( te encontre por otro blog q un amigo me recomendo (el de plaqueta) ).
saludos.

Don Gato dijo...

Chido blog...saludos

Maryloo dijo...

Estoy de acuerdo contigo. El arte muchas veces no da para vivir.

Si tienes suerte de tener suficiente talento e inspiracion para poder crear algo que artisticamente te satisfaga, ya eres muy afortunado.

Luego si ese algo le gusta a alguien mas, serias increiblemente afortunado.

Ahora que alguien te pague bien por el, totalmente priceless

Don Pisador dijo...

¿realmente cuanto cuesta un escrito? la verdad es que todavia despierta fantasias el hecho de convertirte en un escritor afamado que vende sus libros como pan caliente y pasa su vida conociendo mundo y mujeres entre pedas gratis y una infaltable pipa con el tabaco mas fino... ja! en mi humilde opinion creo que los escritores que ganan dinero empezaron a escribir por que no querian ganar dinero... terrible circulo vicioso, ¿que no?
encontre tu blog gracias a Artemisa

Quires Servicio Chaparrito? dijo...

pues si, yo también estoy de acuerdo en la innovación, pero la humana, es decir, eso de que ya una máquina de plan haga todo un poema pues no va a ser muy útil para el intelecto humano, mi opinión es que el arte es perpetuo ingenio e innovación, con tecnología o sin ella. En el caso de Tom York, hizo música con el ordenador, pero él la hizo, el escuchaba y le iba moviendo, no creo que el mismo acepte darle una nota a la computadora y que ésta haga toda una canción.

e. dijo...

Obviamente los comentarios de las chicas están fuera de lugar, sobretodo en cuanto a vender poesía... que no saben que existen librerías que están llenas de libros, con letras en ellas?

Pero por otro lado, sí está muy bueno que ese, que podría ser el público cautivo de Plaqueta se cuestione la calidad de lo escrito, porque la chica tiene estilo para escribir, pero admitámoslo, escribe pura nimiedad.

CInco páginas en la revista dedicadas a la cultura chatarra, que inútil...

Vero dijo...

Yo creo que ellas querían que la ausente criticada anduviera en Coyoacán como la ñora flaquita que se te acerca y te aplica el: "Hola! te gusta la poesía?" las veces que te la topes en el parque,o si estás sentad@ la cantidad de veces que ella pase por ahí.
Hay! Falaz! deveras tú no entiendes nada! Saludos afectuosos

H.I.C.T. dijo...

.

Un software que genere poesía me parece sobre todo muy frío. Creo que podrá hacer combinaciones aleatorias de palabras, quizá ingeniosas, pero carentes de sentimiento

¿Combinaciones aleatorias de palabras? Me imagino a un Emo-Tristan Tzara proponiendo como realizar algo así como un poema neo-dadaista:

-Tomad un lenguaje de programación.
-Programad unas cuantas líneas para la ordenación aleatoria de palabras.
-Alimentad el programa con una base de datos de palabras.
-Corred el programa dulcemente.
-Copiadlas en vuestro myspace.
-El poema está hecho.

Aunque tal vez los resultados sean interesantes; bueno la poesía dadaista lo es...

.

H.I.C.T. dijo...

.

Si como lo dices, me dan unas ganas de decirles: ¿Qué estas tonto? Así no sucedieron las cosas o algo por el estilo... y no sea un tema de historia o de física porque ahí si me dan ganas hasta de golpearlos :P

Gracias por comentar y a ver cuando escribes algo nuevo.

.

chilangoleon dijo...

le=tienen=envidia=a=plaque=solo=los=
autodidactas=sobresalen=ademas=es=chida=
le=mande=un=mail=(le=han=de=mandar=
miles)=y=me=lo=respondio

Samantha. dijo...

"Plaqueta" es todo un fenómeno en los blogs, tv, que "los twiteros famosos de México", etc.

La chica no me desagrada en lo personal pero opino que está sobrevalorada (bastante sobrevalorada).