jueves, 13 de marzo de 2008

Guillermo Vargas Habacuc, ¿cuál arte?

Vero me llama la atención acerca de este tipo. El grito inicial fue su nick. "El más grande bastardo sobre la tierra se llama:Guillermo Vargas Habacuc". Y claro que pregunté por qué, pensé que quizá le debía dinero, la había estafado o algo así. Entonces me cuenta que este señor puso un perro amarrado en un museo y lo dejó ahí hasta morir de inanición. Por supuesto, volaron todas las pelucas de los protectores de animales que andan juntando firmas para vetar al susodicho. Por supuesto, de entrada, para vetarlo en la Bienal en la que le aceptaron eso como obra artística.

Ok, en efecto hay un atenuante: el perro estaba enfermo y moriría de cualquier modo peeeero eso no significa que sea arte, o sea, el wey con ello consigue probar un punto y es que nadie hace nada por el perro.
El asunto es: ¿y qué consigue con eso? Y el otro asunto es que el wey sustentó distintas razones por las que poner ahí al perro, así que ya no está muy creíble su discurso y su intención. Pueden encontrar esa información completa en el link, pero a grandes rasgos primero dijo que así morían miles de perros y nadie hacía nada, y luego que quería homenajear a una persona.

Creo que si quería probar que el perro moriría bastaba incluso con documentarlo en video, porque el hecho de sacarlo de contexto y colocarlo en el museo, más allá de probar el punto, enrarece el asunto. De todos modos, mirar morir al perro en un video, no seria menos doloroso y menos polémico. Pero creo que el asunto está más allá de la protección de animales, creo que tiene que ver también con los parámetros del arte, con los criterios de aceptación de las piezas artísticas y con lo que como espectadores estamos dispuestos a tolerar.  Y si se trata de eso, estamos dispuestos a tolerar muchas más cosas y peores en la vida diaria.

En realidad, tampoco es tolerable ver en las noticias ejecuciones de personas en vivo. Entonces, si bien, no estoy de acuerdo con lo que hizo Vargas Habacuc y no lo considero arte, creo que sí está chido que levante polémica para que reflexionemos sobre todas las otras injusticias y atrocidades que estamos permitiendo.

Difícil dilema, digo yo. Honestamente, muchos de los que firmarán esa petición de veto no recogerían perros callejeros ni harían otra cosa más que firmar esa carta. Algunos sí, supongo, pero tampoco se antoja viable que aquellos que defienden animales adopten a todos los que anden desnutridos del mundo. ¿Y qué pasa con los niños desnutridos? Angelina Jolie sale en las portadas de las revistas porque adopta niños que de otro modo tendrían un destino terrible. El resto de nosotros, apenas podemos darle un pan al niñito del semáforo (y a veces se dan el lujo de rechazarlo). ¿Qué tendríamos que hacer entonces? ¿Cómo podemos realizar acciones significativas y congruentes en la vida diaria?

No tengo respuestas. Sólo atino a decir que no podemos callar. Debemos empezar por denunciar y dejar de permitir. La indiferencia nos está saliendo muy cara.

4 comentarios:

Is real? dijo...

.

Yo sentí una indignación inicial al ver las fotos de la exposición, me quedaron ganas de haber liberado al perro o de haber llamado a las fuerzas más radicales de PETA -y nótese que ya son bastante radicales-.

Pero ahora que retomas el tema me hace reflexionar sobre mi... yo soy fan de la fiesta brava. Una tarde de toros y un habano son una muy buena opción para un domingo desde mi punto de vista, me hace recordar a Hemingway... aunque preferiría mil veces el toreo a la portuguesa, ¿pues que le voy a hacer?, ¿ir con los de Greenpeace a la salida de la plaza?

El punto que tratamos me hace recordar esta película, donde la trama gira sobre un juicio que trata de dilucidar si unas fotografías son artísticas u obscenas.

La delgada línea que define al arte nos lleva a lo que le sucede a Salman Rushdie y que seguramente le pasará a Guillermo Vargas Habacuc:

"Ver sus rostros en pancartas con los ojos de fuera ha de ser algo muy perturbador"

.

Yoryiboy dijo...

Justamente de este rollo estaba yo discutiendo con el patorrín hace un par de meses. Me encuentro en un lugar parecido al tuyo y me cuesta trabajo aproximarme a este asunto porque es una de esas cosas que se muerden la propia cola, que son medio fractales, justamente. El perro se estaba muriendo, amarrado, en una galería de arte... sí, atrocidad, crueldad. Hay que tomar en cuenta algo importante, y es el hecho de que a un lado, y como parte de la obra estaba "escrito" con croquetas para perro, la frase "eres lo que lees" http://www.contraindicaciones.net/images/habacuc-letrro.jpg

Y es aquí donde me revuelvo dentro de mí mismo y ni siquiera puedo decirte si estoy de acuerdo contigo o no, en lo que sí no concuerdo es en el asunto de que sea o no arte, definitivamente creo que es arte, como muchas otras cosas que me cagan (mil veces más que esta) pero que yo no puedo aventarme a decir que no sea arte, es de esas discusiones que suelen no llegar a nada; lo que me impacta y me interesa es el hecho de que esta situación, específica, podría considerarla como una de las pocas manifestaciones del arte post-moderno que llegan a tener un sentido, una circularidad, un cierre, un símbolo y un significado, INDEPENDIENTEMENTE de la crueldad que haya de por medio. El artista te pone un perro muriéndose de hambre, a un lado está lleno de croquetas que forman la frase "eres lo que lees" y aún así el "público" decide no tocar "la santa obra" NI SIQUIERA para darle de comer al perro hambriento, aquí la fractalidad y la serpiente que se muerde la propia cola, esa gente se da cuenta que es lo que lee, que es basura, pero aún así no actúa... no hace nada. El autor ha logrado una obra, probablemente la única "instalación" o "arte efímero" al que yo le he visto algún tipo de significado hasta ahora, un espiral que no termina, una confrontación brutal que produce un nuevo significado, una verdadera metáfora.

No estoy de acuerdo con esa crueldad y no creo que el camino del arte se tenga que valer de eso para lograr nuevos significados o estructuras, simplemente creo que el Habacuc hizo algo verdaderamente estúpido que al mismo tiempo resultó ser, en términos absolutamente prácticos, algo interesante, digno de platicar y discutir, algo con diferentes niveles de lectura y por lo menos, en mi apreciación del arte, una de las pocas cosas que he visto del arte contemporáneo que tienen un valor simbólico claro y contundente, con función y símbolos comunes para todos, expresión y meta.

chanx... creo que nos espera una noche de chelas alrededor de esto!

besos!

Falazexy dijo...

HICT, no digas muy fuerte eso de los toros, porque sé de muchos que querrán enterrarte banderillas en los ojos.

En fin...

Pues yo no tengo la más mínima de cuáles sean los parámetros del arte. Creo que por supuesto, estos criterios se han flexibilizado, por ejemplo cuando hablamos de SEMEFO.

Pero tengo la impresión de que algunas cosas que se dicen arte, entran más en la categoría de espectáculos y de esos también hace muchos la tele. Y temas polémicos tenemos un montón y gente que nos hace reflexionar también.

Creo que también uno de los grandes problemas del arte en los museos es que no nos explican y entonces crean símbolos indescifrables. Si no tenemos el contexto, las obras se vuelven incomprensibles. Y esto le sucede continuamente al arte conceptual. Entonces, la gente común como yo, llegamos al museo, vemos un par de palabras escritas en una pared sin ton ni son y nos preguntamos, ¿esto es arte? Cuando estudias un poquito al respecto quizá entiendas por qué el artista hizo eso; mientras tanto te vas con la sensación de la tomadura de pelo.

Así que ahí estaban las croquetas, mismas que el perro tampoco se esforzaba por comer, porque estaba enfermo. Mismas que uno no entiende por qué están ahí, si sirven para algo, si están relacionadas con el perro, si debemos asociarlo. Vemos el perro, no sabemos qué pasa. Vemos las croquetas, no entendemos qué nos dicen.

Y entonces, los grandes artistas, dicen, " claro, es incomprensible y por eso es arte, porque el arte no se explica, sólo provoca reacciones y es catártico" y bla bla bla. Yo sí tengo mucho conflicto con el arte como un asunto de coto personal del artista. Si es para sí mismo y sólo él lo entiende, que lo ponga en su sala. Si quiere transmitir algo, por favor, que nos aviente un hueso, chingao.

En fin, creo, en efecto que esta es una discusión de mayor profundidad, pero recomiendo el estudio que hace de este tema Ernesto G. Abud, un buen colega que habla sobre los museos. Aquí está el link:
http://comunidadfluxus.blogspot.com/2007/04/intervencin-en-museos.html

Saludos y gracias por sus comentarios.

Undernaut dijo...

queridos amigos no es leyenda, yo tengo una entrevista en audio con la confesion hecha en radio caracol

Amigos, habacuc confesó haber matado al perro en la galería, les pido lean mi blog en donde argumento teóricamente la miseria de este “artista” y publico el enlace a la entrevista, la petición en linea y los comunicados del MACD, los jurados de la bienal, y la “galeria” códice. Es un poco largo pero leanlo y comenten sobre las mentiras de esto, de eso se trata, de mover toda la tierra que podamos hasta que encierren a este cretino.

http://undernaut.blogspot.com/2008/04/guillermo-vargas-habacuc-repulsivo.html