miércoles, 30 de abril de 2008

Andrés Manuel 0; Loret de Mola 0

El nivel de debate político por los suelos, ya se ha dicho. El periodismo nacional, reprobado.

Me contaron mis amigas, ambas llamadas Katya, que Loret de Mola había entrevistado a López Obrador y según ellas, "lo había hecho pedazos". Por supuesto, que me ganó la curiosidad y corrí a ver el video. Y por supuesto, DISIENTO.

Primera parte en Youtube o (el resto de la entrevista por partes está disponible en youtube)

Para ver la entrevista completa en esmas.com

A todas luces, Loret iba con todo a matar. No es una entrevista, es un acribillamiento ventajoso. Entrevistar significa traer a alguien a hablar y hacerle preguntas, pueden ser insidiosas, agresivas o suaves, pero se trata de que el entrevistado hable. En esta "entrevista" lo que vemos es un conductor con un guión preparado para ridiculizar a su invitado. El invitado, por supuesto, es lo de menos. Quiero ver si se atreverían a hacerle eso a Calderón, que por supuesto que podemos cachar en inconsistencias.

Pero, no, aquí el trabajo se llama "Acaba con AMLO en 40 minutos". Analicemos la entrevista. Primero le pregunta sobre la Serie Mundial, Hugo Sánchez, como si su intención fuera una plática chabacana. Luego le pregunta si quiere nuevamente ser candidato a la presidencia. "¿Quiere que caiga Calderón?". Andrés Manuel insiste que no es su objetivo, que depende de los ciudadanos, aunque se proclama presidente legítimo. Afirma que no se debe privatizar la industria eléctrica y el petroleo, porque los procesos de privatización han sido desastrosos para el país.

¿Con qué autoridad moral nos dice el PRD que nos defenderá de los saqueadores si ya vimos lo que hicieron con sus elecciones internas?, le pregunta Loret. AMLO dice que él tiene autoridad moral. ¿Y el cochinero del PRD?, le agrega adjetivos Loret.

Luego insiste sobre el cochinero. Andrés Manuel acusa a la televisora de no comentar sobre otros asuntos, que además le suben de tono al tema del PRD. Esto es cierto, la cobertura que le dan los medios, por supuesto que está amañada. Los medios, tienen su propia agenda y ya tenemos el ejemplo de Aristegui y Gutiérrez Vivó como para documentar la censura gubernamental. Ciertamente, como señala AMLO, los periodistas de Televisa no vieron una sola irregularidad en las elecciones del 2006. Fueron cómplices desde el momento que no cuestionaron públicamente la información sino que la aceptaron de buen grado porque convenía a sus intereses. La defensa de Loret fue afirmar que ya lo han invitado antes al programa y no había asistido. Amlo contesta que no quería ir porque no quería seguirles el juego.

¡EUREKA! Pero si eso es justo lo que estaba haciendo en esa silla. Claro que no había querido ir precisamente porque sabía que iba a pasar lo que pasó. Y entonces, me pregunto, ¿no sabía que sucedería? ¿por qué no se preparó? Era obvio que le querría desacreditar con las elecciones internas del PRD. Loret lo había invitado dos veces al programa. Dos invitaciones en año y medio es únicamente un modo de justificar su falsa pluralidad. Es obvio que no han tenido la intención de abrir las pantallas a otras posturas.

Andrés Manuel comienza la entrevista sentado a tres cuartos. Poco a poco se va volteando hasta que casi quiere darle la espalda a Loret. Creo que se da cuenta de que le tendieron una trampa, pero aún así no alcanza a reaccionar. Al minuto 13 de la entrevista le proyecta el primer video, de Fox negando cualquier intervención en las elecciones. La comparación, como dice AMLO es desproporcionada, sí, pero no logra aclarar contundentemente por qué. Aún cuando López Obrador pueda tener un favorito en las elecciones internas de su partido, él no es la autoridad competente como para declarar nulidad. En el minuto 16, Loret proyecta una declaración de Calderón y nuevamente lo compara. Y otra vez, el entrevistado cae en el juego. No pasan ni dos minutos cuando le proyecta un video de él mismo denunciando las irregularidades que son equivalentes al 7%, iguales a las del PRD. Pero vuelvo a lo anterior, Loret le exije a Andrés Manuel que pida la anulación, como lo hizo en 2006. A lo que debió contestar ora sí como Fox: ¿Y yo por qué?

Casi en el minuto 22 entran en el tema por el que lo invitaron. ¡Veintidos minutos después en tiempo aire de televisión! Y en menos de un minuto de dejarlo hablar pone el video de Jesús Reyes Heroles, director de Pemex, en la que dice que la paraestatal debe hacerse acompañar de la iniciativa privada. López Obrador dice no rotundo a la inversión de capital privado, ni nacional ni extranjero. Aprovecha la oportunidad para explayarse sobre el tema de Mouriño y consigue que Loret lo escuche un poco.

Entonces, Loret saca de abajo del escritorio, como un gran truco de magia el libro que escribió su invitado, como conejo de la chistera. Mire usted qué casualidad y cuánta magia. En ese libro, Andrés Manuel afirma que es posible la inversión de capitales privados siempre y cuando no se privatice porque el petroleo es de todos los mexicanos. El entrevistado le dice al conductor que esa pregunta ya se la habían hecho en otras ocasiones. ¡Cabrón! ¡Si ya sabes que te lo van a preguntar! Y nuevamente, no logra coherencia en sus palabras como para aclarar el punto. Por más que le insiste a Loret que no saque de contexto sus palabras, no consigue articular su defensa. Loret incluso le dice "Tranquilo, tranquilo, ya habló usted mucho!" Ja ja. ¡Pues sí, se supone que es una entrevista!

- No es privatización, es asociación con capital privado. Es lo mismo que plantea Calderón
- No, no es lo mismo
- ¿Así nomás se lo creo?
- Bueno, si no lo quieres creer estás en tu derecho.
- Problema mío...

"Si lo leyó, ¿verdad?, mire", "A ver léame este parrafito", "¿Sí lo escribió usted, no?", "¿Qué hago con este párrafo, lo tacho?". Si estas preguntas no están dirigidas por completo a la ridiculización y llevan un prejuicio y un encono de antemano, entonces, yo no sé nada de la vida. Se acaba usted de aventar casi 40 minutos, le dice al final Loret, y aquí le hacemos entrevista no spot.

¿Entrevista? Alguien no pasó su clase de Periodismo 1. Eso no es una entrevista. Ni tampoco es un debate, porque para quelo fuera deberían estar en igualdad de condiciones los contendientes. A todas luces, aquí había una situación de ventaja para el anfitrión. Desafortunadamente el entrevistado tampoco hizo la tarea. Para mí, esta vez el marcador es un empate de perdedores.

Y como el país está dividido por sus idolatrías, no falta quien dice qué por fin Loret les hizo justicia y le preguntó todo lo que ellos habrían querido. Tampoco falta quien dice que Loret es un periodista vendido y que Andrés Manuel resistió con honestidad valiente a las porquerías de aquel señor. No a las dos, sí a las dos.

No sé si Loret reciba dinero de la nómina de Gobernación. Lo dudo. No sé si Loret de Mola recibió órdenes directas de Azcárraga de acribillar a López Obrador en televisión nacional. También lo dudo. Lo que sí creo es que fue muy poco profesional haciendo pasar por entrevista lo que eran sus simples ganas de ametrallar a un personaje político.

No sé si Andrés Manuel tenga la razón en este caso. Creo que al menos ha conseguido capitalizar su fuerza social y su imagen pública para hacer un contrapeso frente a las decisiones gubernamentales. No sé si es listo o un idiota. Lo que sí sé es que si accedió a dar esa entrevista debió prepararse para lo que pasó y que no armó suficientemente el discurso para defenderse contra sofismas. No estoy de acuerdo con muchas de las ideas lopezobradoristas pero tampoco estoy de acuerdo con el gobierno en forma total ni con los trucos televisivos.

Pero, honestamente, ¿qué más da si estoy de acuerdo o no? Al final del día, cedimos nuestro poder a los representantes para que nos gobiernen y esto que vemos en nuestros políticos es justo lo que obtenemos. No hay forma de participar de manera directa en nuestro gobierno, y por eso, y nada más por eso, me da gusto que un ciudadano logre convocar a la sociedad a la resistencia.

Mi mayor conflicto está en que como dije al principio, yo supe de esta entrevista por dos muy queridas amigas a las que considero sumamente inteligentes. El problema no es de inteligencia, es de prejuicios. Ya se ha debatido mucho sobre la influencia de los medios masivos y han llegado a la conclusión parcial de que los contenidos son aceptados en tanto refuercen las ideas del receptor. Por eso comento sobre la lectura que hacen de la entrevista los dos bandos con toda su pasión y furia. El asunto es que no cuestionamos a fondo. Si los profesionistas, incluso entrenados en recepción de medios no somos capaces de discernir las jugarretas de los medios y de los discursos políticos, ¿entonces quién? ¿Esperamos que el grueso de la población que no tiene una educación para la recepción sea capaz de entender los juegos retóricos?

Repruebo totalmente nuestro periodismo y nuestra política de quinta categoría.
He dicho.

4 comentarios:

Is real? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Is real? dijo...

.

Ok, pasando al tema del post...

- ¿Por qué demandar a AMLO lo del PRD? Si, estoy de acuerdo contigo en que no hizo su tarea, pero saliendome del contexto debo agregar algo sobre lo que he querido escribir: "Si el PRD (y/o AMLO) se dedica a entrenar todo un aparato para boicotear elecciones y/o resultados electorales, ¿no es lógico que al no tener otras elecciones que estropear, boicoteen sus elecciones internas?

- Al tratar el tema de la autoridad moral, mi compañero Pacheco aquí presente espetó algo como: ¿y tuvo autoridad moral al cerrar Reforma?

- En cuanto a lo de tomar sus palabras anteriores para refutar sus argumentos actuales, pues es un juego muy divertido, bajo, pero divertido (yo suelo hacerlo todo el tiempo)... y cabe agregar que yo hubiera hecho lo mismo en ese caso. Hace casi un mes -en una entrevista con Gutiérrez Vivó- expresó exactamente lo mismo: "asociación con capital privado" y recuerdo que a G.V. lo sacó un poco de onda porque hasta buscó que AMLO reafirmara con una pregunta: "A ver, para que quede claro: ¿Andrés Manuel está de acuerdo con la asociación de capital privado?" Y AMLO afirmó inmediatamente. Gutiérrez Vivó procedió más políticamente, y en lugar de atacarlo preguntó: "¿Entonces porque no apoya la propuesta del gobierno de permitir capital privado?" Ese no fue un ataque, fue más una entrevista. La segunda pregunta procede a cuestionar los principios o fundamentos de AMLO, para que este exprese sus desacuerdos con la propuesta oficial. Lo cuestiona en cuanto a sus argumentos y el porque cree que la propuesta del gobierno es una privatización disfrazada, no lo ridiculiza haciendo ver que no tiene memoria a mediano plazo.

- Lo de sofismas me sacó una gran sonrisa, cada vez que sacas alguna palabra dominguera lo haces :P

- "Andrés Manuel comienza la entrevista sentado a tres cuartos". Para mi es bastante obvio y tal vez mucha gente no lo entienda, pero psicológicamente está demostrando interés hacia su entrevistador; al percatarse de que en realidad es víctima de un ataque, su inconsciente busca refugio y hace que su cuerpo lo demuestre. Yo no solo diría que se va volteando, sino que su posición en la silla se va haciendo más y más hacia atrás, está demostrando su incomodidad. Ahora, por el otro lado, Loret de Mola se va reclinando más y más sobre su mesa, él está ganando y lo sabe. Su posición demuestra interés, pero más que interés, confianza.

- A tu pregunta de ¿entonces quien?, podría responder: ¿Noam Chomsky? No, creo que es pan con lo mismo.

Bueno, eso es lo que yo creo y sino les gusta, pues argumenten... ¡soy todo ojos (y aparte, uso lentes)!

.

Pucca dijo...

Totalmente en la misma línea. Ni que destrozado ni que nada. Y mira que son fan de Loretcito.

A mi gusto, los videos estaban de más. Los puntos que quería evidenciar Loret, los entiendo y apruebo. Lo que no apruebo es que se haya hecho con tan poca elegancia, tanto, que tiró a lo naco y gandalla.

De un lado estaban las víceras de Loret, cuchileado si queremos pensarlo así, y del otro, el mismo incongruente Sr. López.

Pero sus incongruencias se vieron opacadas por el arranque, casi verdulero, de mi Loretcito.

Falazexy dijo...

Exacto, Loret arrojàndole las tripas a López Obrador y éste dándole la espalda para que no le fuera a manchar el traje por no haber estudiado para el examen.

Chafa, chafa, chafa. Sí, naco y gandalla. Poco profesional, tendencioso y marrullero.

Y también es cierto que López Obrador no tenía autoridad moral de cerrar Reforma. Coincido, pero sigo con la idea de que no hay pa' donde hacerse. Para mí no tiene autoridad moral ningún político y para el caso, tampoco nuestros periodistas.

Ante la inconsistencia discursiva de Andrés Manuel, no queda mucho por hacer. En efecto, si ante el mismísimo Gutiérrez Vivó cometió la misma estupidez, pues ya ni como ayudarle. Incluso pensé mientras veía la entrevista, "bueno, carajo, ¿por qué no se desdice y ya?". Total, es de sabios cambiar de opinión. Podría articular argumentos ahora para decir que lo que pensaba en aquel momento ahora no le parece adecuado.