lunes, 6 de junio de 2005

Disculpa para Star Wars

Está bien, lo acepto, me aventuré, me aceleré. La verdad es que no podía creer tanta decepción y ya que amablemente Canal Fox ha transimitido el Episodio I y II las últimas semanas, lo miré todo de nuevo minuciosamente.

Las claves que yo quería sobre la conversión de Anakin, en realidad, están en el Episodio II. Los berrinches inmaduros, los reclamos por su soberbia, su ardiente resentimiento y sus temores. Y justamente es con Amidala con quien se confiesa, tal como yo lo venía pidiendo. Ya no recordaba absolutamente nada de esto. Fue tal el impacto de la malograda escena de la muerte de Schmi, de los giros románticos sobre el césped intergaláctico (Anakin y Amidala, claro) y las marometas desmesuradas de Yoda, que no le di importancia al resto. Pero, ok, rectifico, sí está en el guión, sí está justificado Anakin, ya, pues, ya, ahitá, ahitá.

1 comentario:

Aldo dijo...

Sabes? Estar wars aunque sea mala me sigue gustando. Y estoy de acuerdo en todo lo que dices, pero aun asi me gusta. :S Es raro porque a veces o estas o no estas, y critico las maromas de yoda, pero a la ves me gustan y siento patetico al tronquito rostizado cuando resucita y grita NOOOOOOO cuando se entera de que por su culpa Padme murio, pero a la vez me gusta, y los efectos de ILM me fascinan y no se si esté loco a lo mejor es la misma historia que nos vienen contando desde el genesis o sera que tengo porco criterio. Pero me gusta. Y tambien me gusta criticarla y darme cuenta de sus errores garrafales, creo que he disfrutado amplio la doble trilogia y me gustara seguirla viendo