sábado, 16 de agosto de 2008

Anoche soñé

Vamos a una especie de curso campamento en un lugar donde se juntan la playa tropical con el bosque de coníferas. Estoy con alguna amiga que no alcanzo a reconocer, quizá es la Perfumes. Él está también ahí pero distante, con otro amigo, con un instructor. No lo sé bien, sé que está con otra persona y es un hombre.

Primero caminamos por la playa. Ni siquiera obtengo su mirada. Parece que somos dos desconocidos. Intento divertirme, distraerme, pero no dejo de espiar sus movimientos. Él camina metros adelante. Dejamos la playa. No traigo zapatos. Le digo a mi acompañante que siempre los olvido (por lo menos en sueños así es). Voy descalza pisando la tierra, las hojas secas de aquel bosque. Llegamos a una pequeña choza donde recibiremos instrucciones.

Hay dos bancas largas de madera. Mi amiga y yo nos sentamos en una. Él y su amigo se sientan en la banca contigua. Quiero acercarme. Tengo miedo. Estoy junto a él, pero no me mira, no me nota. De pronto, por fin voltea. Nos miramos. Rozo suavemente su brazo con mi mano. Estamos cerca. Siento su temperatura tibia. Mirándome, toma mi mano con la suya.

Suena el despertador. Despierto. Lloro.

5 comentarios:

Is real? dijo...

.

¡Llamen al señor Freud!

(No llores pequeñA)

.

Se hace llamar Moody dijo...

Ahhhhh esos sueños! que intenso... bueno ando por acé leyendo tu blog y ya también estás incluída dentro de mi lista de vínculos... un abrazoooo y gracias por leer.

Pucca dijo...

Te voy a consolar como le hacía con la Joaquina:

Ya, ya... no pasó nada
Ya, ya... ya pasó todo

Y así, hasta que me decía si pasó todo o no pasó nada... con la intriga filosofal, se le pasaba el sentimiento y acababa riendo. Te ríes?

nadamioesfake dijo...

Sonríe guapa! Me duele y te quiero! Ni modo, el luto es el luto, carajo

Falazexy dijo...

Gracias, gracias, gracias. Les quiero.

Pucca: me hace reír, sí, estás bien cagada. Pero creo que me hace reír más el "wewito". Nada lo supera. y ya cuando de veras si me ponga muy depre, aplicaré el recuerdo de monociclo en mi cabeza.