lunes, 22 de diciembre de 2008

Historias de amor y algunas hipótesis debrayadas

Lu y Ed se conocieron en una noche colonial. Sí, en una noche colonial, como lo leyeron. Es decir, eran apenas unos chiquillos inocentes. Ella lo vio entre la numerosa muchedumbre de una estudiantina que vale más no mencionar. Le gustó, se lo presentaron y ahí empezó todo. Empezaron a salir y cuando todavía ni salían de la prepa se prometieron una vida juntos. Luego se inscribieron a la misma universidad y de ahí que se volvieron inseparables. Hoy, tienen una hermosa hija y un departamento cálido y un matrimonio inmejorable. Hoy más de una década después el amor sigue ahí. Los admiro.

Historia de éxito, que le llaman. Pero a muchos de nosotros esto nos sigue pareciendo sólo un sueño. La excepción que confirma la regla de que el amor no triunfa. Y sí, todos conocemos parejas que llevan muchos años juntos. Muchas de ellas, honestamente debieron haberse divorciado antes de casarse siquiera pero hay unos pocos casos que son dignos de aplausos. Parejas que aún con tantos años siguen mirándose a los ojos como si fuera el primer día.

¿Será una especia de destino? ¿Será que se corresponden de otras vidas? ¿O será que el resto de nosotros sólo somos una bola de traumados que no alcanzan a ver el verdadero amor?

Hipótesis 1:
Hay un único ser que te corresponde en la vida, tu verdadero amor que algún día llegará.

Hipótesis 2:
No hay un único amor, sólo hay gente aferrada.

Hipótesis 3:
Si se junta piedra con coyol, como dice el refrán, pus ya se armó.

Hipótesis 4:
Hay sólo unos cuantos afortunados en el mundo que encuentran a su único amor. Los demás estamos condenados a vagar por el mundo y chocar unos contra otros.

Hipótesis 5:
Si no fuera por que seguimos tantos solteros en el mundo, la sobrepoblación sería devastadora (¿más?, sí, más). Es decir, es un mecanismo de supervivencia de la especie.

Hipótesis 6:
Todo el cuento del verdadero amor no es más que una quimera.

Hipótesis 7:
La vida no vale nada.

Hipótesis 8:
Las piedras rodando se encuentran y tú y yo algún día nos habremos de encontrar.

Hipótesis 9:
"El verdadero amor" es un invento de Televisa.

Hipótesis 10:
Vale más un buen amor, que mil costales de oro.

Me eché todas las temporadas de Sex & the city y como no era mi vida, me parecía interesantísimo todo el huracán de citas que tenían estas cuatro chicas. La mera neta es que hoy me da una weba infinita entrar otra vez a esa dinámica. Miro a mis cuatachas y reitero mi weba. Salir con un chico, ilusionarse, esperar a que te llame, pensar en qué decirle, luego verlo de nuevo, desilusionarse... Una y otra vez, hasta que te asientas con uno por un tiempo y luego... otra vez lo mismo. Qué cansancio.

Quizá por que hoy me encuentro en una etapa en la que quiero estabilidad y durabilidad. En otros tiempos cagadores de almendras me parecía divertido ser picaflor (me encanta esta palabra mojigata). Hoy me parece casi una pérdida de tiempo. Pero no hay diotra, como quien dice. A base de ensayo y error es como vamos construyendo la vida.

No hay modo de encontrar un amor (aunque no sea el "verdadero y único") si no es a base de apertura y prueba. Yo creía que ya había llegado a puerto. Ni modo, me equivoqué. Y ora, entrar a la navegación del amor me da una pereza terrible.

No queremos creernos cuentos de eternidad. Para siempre me parece mucho tiempo, decía Bunbury. "Hasta que la muerte nos separe" suena demasiado comprometedor. Necesidad closetera de solidez, expresión manifiesta de incredulidad. "Sí, claro, ya sé que nada es eterno, pero..." "Bueno, digamos que no es para toda la vida, pero sí por un buen rato de vida..." ¿Por qué no podría ser para todo lo que me reste de vida? ¿Sería eso posible?

¿Habrá amores indestructibles? ¿De qué tienen que estar hechos? (Quizá de plástico) ¿Será que el amor es de buena madera o que los participantes tienen suficientes herramientas para mantenerlo vivo? ¿Será que es sólo la conjunción de patologías y costumbres lo que los une? ¿Será que cuando te toca, te toca? ¿Y cuando no, pus no? ¿O será que simplemente debemos romper el paradigma del amor que nos rige?

¿Por qué la monogamia como parámetro del amor verdadero?, preguntaba yo hace algunos años. ¿Por qué el amor verdadero es el que dura muchos años? ¿Por qué el compromiso es el indicador del verdadero amor?

Yo hoy digo como Juanga, "no me vuelvo a enamoraaaaar..."

3 comentarios:

Pucca dijo...

Uy yo no sé contestar ninguna pregunta, más bien me quedo con mis orejitas agachadas sospechando cuándo y en donde pensaste en us.

Anónimo dijo...

Caray, caray. Tengo que confesar que pregonaba la filosofía de la hipótesis 8 a ronco pecho, pero ahora lo veo diferente. La hipótesis 8 es sólo una . ardida frase de autoconsolación que dice: " se me fue vivo,pero hay un Dios".
así que no.
Ya no más.
Creo que las hipótesis publicadas son por demás pertinentes, pero hay varias más como por ejemplo la que diría mi abuela: "los principes azules no existen, yo lo busqué, pero terminé casándome con mi marido" o tantas otras más.
Así, auqnue el amor esté lleno de hipótesis, perspectivas, tonos, sabores y demás.
¡Yo sí se los juro!
No me vuelo a enamorar y peor que a los ratones, le huyo al matrimonio.

tink pink dijo...

nose talvez es k nos enamoramos muchas veces del equivocado, sin darnos cuenta que todo aquellos que juramos k no nos molestaria al final es lo que termina separandonos y pues yo apoyo la nocion de eso de volver a comenzar me da huevita y muxa; sera acaso que tiene toda la razon y nos aferramos por temor a la soledad; olvidando que es peor estar con alguien y ala vez completamente sola.... kiero crer k si mi mama hace apenas unas semana se caso con un hombre k parece de cuento de hadas pork la ama y la cuida talvez si exista el amor de verdad lo k me da miedito es tener k esperar hasta los 43 años y un matrimonio fallido pa encontrarlo....