lunes, 8 de diciembre de 2008

Madonna sí, peeeeeeeero...

Ya sé que estoy a una semana de tardanza pero he estado muy ocupada con la hermenéutica, la teoría crítica y la filosofía de las formas simbólicas. UUUUUUUUUUTS. Pero no podía dejar de comentar, ya que pienso tanto en Madonna, lo que pienso ahora después de sus conciertos.

Primeramente debo decir que me la pasé poca madre, que sí lo disfruté mucho y bailé, brinqué y canté felizmente. Sin embargo, no dejo de reconocer las fallas. Para empezar y casi ya con eso tenemos, desafinó la mitad del concierto. ¡DESAFINÓ! ¡No mameeeeeeeees! ¡Habrase visto! En el primer concierto, pensé que habría sido un error, que quizá la contaminación le había afectado la garganta (o el cerebro) pero seguramente en el segundo concierto mejoraría. Pues no, el segundo concierto fue igual. Y perdón, no era una cosita pequeña, era garrafal. Por menos de eso en Cantando por un sueño o La Academia, le habrían otorgado un 4 de calificación. Ho-rri-ble. Gro-se-ro. No, de verdad espantoso. Ni Jolette cantaba tan feo, en serio.

Borderline, qué horror. El arreglo era rockero y la pobre mujer quería cantarla aguda como en su versión original. De entrada, esa voz juvenil ya no la tiene. Pero además, el arreglo exigía un tono más grave, hasta ronco, rasgado. Luego Heartbeat, otra vez, en un tono agudo que ya no le sale y sumamente desafinado. Yo pensaba, ¿por qué las malditas coristas no desquitan su sueldo y le ayudan? En algunas canciones mucho más coreografiadas usaba playback, que honestamente se agradecía. Cuando cantó ella, casi todo el tiempo lo hizo muy mal.

Además nos trató a todos de lazy motherfuckers. De ahí no nos bajó. Yo no sé si sea equivalente a que nos digan "cabrones" y nadie se ofende si un artista nos llama así en un concierto. Pero no me gustó su tonito. No sólo eso. Cuando pidió sugerencias al público se portó sumamente arrogante y majadera con los sujetos. Si tiene mucha rabia guardada, pues que vaya a terapia, pero ¿qué culpa tenían estos pobres cabrones? (Aquí sí aplica cabrones, nótelo, y no es ofensivo).

La primera parte del concierto es inconsistente. Prende y apaga notoriamente. Y con el pretexto de tocar la guitarra (¿desde cuándo ese es su talento?) casi se convierte en Chavela Vargas. El número gitano (¿serbio? ¿checo? ¿rumano?) a mí me gustó mucho. Esa versión de La Isla Bonita era realmente buena y los tipos son muy buenos. Y luego se sienta a tocar su guitarrita y cantar la canción menos famosa y menos buena de toda su vida. Ya sé que habrá algunos fans de Evita y que a lo mejor disfrutaron oír esa canción en concierto. A mí, me pareció muy mala elección.

La segunda parte del concierto me pareció lo mejor. Es cuando el concierto se vuelve electrónico. La versión de Like a Prayer, me pareció extraordinaria. Y desde ahí ya no se cae el ánimo.

Vero comentaba y creo que tiene razón, que hizo falta producción porque al final todo lo que concierne a pantallas de leds y videos lo hace ya casi cualquiera. Hasta Timbiriche tenía las pantallas de leds móviles tamaño persona. Sí, traía bailarines, pero fueron pocos los recursos extra: un coche de padrote, un piano...

No nos permitió encore. Una vez que ella decidió terminar, ahí se acabó. Game over. Al final, también se entiende. La mujer tiene 50 años, denle chance.

En mi balance, no me sale debiendo, pero tampoco me pasmó de asombro. Creo que el Confessions Tour por ejemplo, es mucho mejor. Comentábamos después del segundo concierto que el Confessions Tour es mucho más redondo que el Sticky & Sweet Tour. En Confessions se siente unidad temática, que no se siente en el Sticky sino hasta la segunda mitad.


Ya yéndome más lejos del tema, yo tengo un serio conflicto con el fenómeno que sucede ahora en los conciertos. La gente va a los conciertos a verlos desde sus pantallas. No lo entiendo. Porque mediatizan la experiencia, si la pueden ver con sus propios ojos. En aras de conservar, de poseer el momento y coleccionarlo como bien dijo la Ardilla, se pierden la experiencia real. De verdad, no es exageración. Vi personas que grabaron prácticamente todo el concierto. Lo vieron todo desde su blackberry. Se me hace una pendejada porque es mejor la experiencia de vida, pero también porque la verdad no hay forma de captarlo bien, no se ve ni madres y se oye de la chingada. Me parece impresionante el asunto, porque miles de personas lo hacen cada concierto. No conforme con eso, días después cenando en Sanborn's, la Ardilla y yo teníamos en la mesa de atrás un par de lerdos de esos que grabaron y lo estaban disque oyendo y viendo ahí. Hazme el rechingado favor. En fin, no comparto, como dijo Gloria Calzada.

Pero ya que alguien se tomó la molestia, nos servirá para ilustrar lo que comento.

Escuchen la versión de Borderline:


Y luego Heartbeat:


Esta persona que subió los videos, si revisan en you tube, se dedicó a grabar el concierto. En fin...No hay modo de ignorar lo espantoso que suena.

Madonna es una reina, pero creó fama y ya se echó a dormir.

4 comentarios:

La Nena Mounstro dijo...

supaa de acuerdo con usted, yo nuna he sido gran fan de la señora, solo que aqui si aplica que es un "must", que hay que verla.
A mi tampoco me gusto que nos llamara " pinches huevones", ella queria crear una intimidad que rozo en lo pedante y grosera.
Y tambien que onda con " ahora voy a ser multitask y toco la lira en toodas mis rolas"?? no reina...tu baila que es lo unico q sigues haciendo bien , ni el canto le salio.

Justo de la gente q graba y toma fotos en los conciertos yo escribi un post dedicados a todos esos pinches topiles que me desquician, me dan ganas de robarles sus celulares y aventarlos a una zanja cual prostituta alla por lomas estrella. Me enferman!

saluditos

perfumes dijo...

lo que no termino de entender es que en estos videos del visor del mundo a través de su cel, como hizo para tener diferentes encuadres en la misma secuencia... chequen y parece que o lo grabo de la pantalla o hizo una edición de varios cels pues hay cambios de encuadres y hasta como si dijeran "cámara 2... cámara 1!... jejeje.
Del concierto coincido aunque igual me diverti como loca, baile como chango con ataque y cante hasta quedar afónica... era un must.

Pucca dijo...

Est kiusmi... fuiste a dos conciertos??? Pensé que solo yo hacía eso!!! jajaja

Pucca dijo...

Ah!!! lo más importante!

Gracias por el relato, hasta ahora me habían dado expresiones nada más, pero nada de desafinadas, escenario, producción, ni de que les mentaron la madre.