lunes, 5 de enero de 2009

El Buen Canario y buen marketing

En general la obra me pareció buena. Sí, le doy palomita. Antes de verla, obtuve dos críticas completamente dispares. Por un lado Iván dijo que las actuaciones le habían parecido deleznables. Irene Azuela le pareció una pobre chavita recién salida de su escuela de actuación haciendo un enorme esfuerzo, pero completamente inútil. Diego Luna, no se caracteriza por ser un primer actor, así que evidentemente le dio un tache pero esperable. Consideró que Bichir y Giménez Cacho estaban muy bien. En general, dijo que se aburrió terriblemente.

Mauricio, por otra parte, dijo que le había parecido excelsa. Irene Azuela le pareció soberbia y también le otorga una calificación regular a Diego Luna. Pero en general, amó la obra.

Yo creo que Irene Azuela está a un pasito de sobreactuarse. Entonces, hay partes en las que a mi gusto, está muy bien, y otras en las que está a dos segundos de la ridiculez. Hay momentos en los que la sentí forzada y otros en los que me pareció magnífica. Diego Luna a mi parecer, está simplemente bien. No me esperaba más, ya había hablado sobre él. Pero un poco contrario a mi opinión anterior, creo que hace un mejor esfuerzo esta vez y consigue hacer un papel decente. Y sí, Giménez Cacho y Bichir están maravillosos. Bichir hace el papel de un crítico literario y la verdad, no es por nada, pero habla exactamente igual que todos ellos (los que conozco).

El recurso de las cajas con proyecciones me pareció excelente. Otorga la posibilidad de cambiar settings y crear visualmente efectos que con la escenografía tradicional serían imposibles. Es un plus importante. Algunos props y mobiliario entran y salen de escena, que nos ayudan a recrear el ambiente y que son casi minimalistas, pero suficientes para completar el trabajo.

Pero, la verdad sea dicha, El Buen Canario ha sido sobre todo un buen trabajo de marketing. Poner el nombre de John Malkovich junto al de Diego Luna le otorga un gran atractivo para taquilla. Si esta obra se presentara en el Foro Shakespeare por una compañía independiente seguramente sería buena, pero honestamente no sería un hitazo comercial.

De pronto, me da un poco de sarna intelectual el ataque al mundo de las drogas. Por ejemplo, cuando vi Réquiem por un sueño, que me parece una gran película, me quedó la sensación de una posición moralista. Un Vive sin Drogas con más presupuesto. Y sí, claro que las drogas destruyen, pero también hay mucha gente que vive muuuuuuchos años metiéndose hasta el dedo y no es la destrucción, la infamia y la miseria que nos pintan.

Mi tía Silvia se enganchó con otro tema: el machismo. Si bien es cierto que aún la lucha femenina sigue, también es cierto que hemos conquistado muchas trincheras. Sigue siendo un mundo de hombres en muchos sentidos, pero las mujeres ya podemos publicar libros sin usar seudónimos masculinos. El hecho de que Annie (Irene Azuela) no aparezca como la autora de su libro no tiene que ver con el machismo sino con su incapacidad de lidiar con el mundo, sobre todo con el ámbito social. Precisamente por ser un alma atormentada, prefiere que sea su esposo Jack (Diego Luna) quien ponga la cara por ella. El crítico Mulholland (Bruno Bichir) en efecto, tiene una opinión machista sobre las escritoras. En ese sentido, la crítica que hace Annie cuando lo confronta personalmente es sumamente puntual. El hecho de que alguien sea mal escritor no tiene que ver con su género y también hay hombres que escriben espantoso y no saben desarrollar personajes femeninos. Pero ya que la literatura había sido un mundo de hombres, con ellos el crítico parece ser más benevolente. Y aunque la mujer tiene argumentos sólidos, todo se cae por la forma: ebria y dopada sólo consigue hacer un escándalo en la fiesta.

A mí personalmente me engancha el tema de la literatura. Para nosotros los que nos gusta escribir, siempre cabe el sueño de la publicación. La neta es que está difícil. No es fácil entrar al mundo de las letras, ni ganar concursos ni conseguir una publicación por una editorial. Ni modo, nos quedan los blogs para nuestros 3 amigos lectores.

Y por cierto, les tendré noticias de publicaciones. ¡Cha ca cha chan! Noticias pronto.

Me gustó la obra, pues. La recomiendo. Nothing to die 4, pero la disfruté.

5 comentarios:

El último sobrenombre que uso dijo...

.

Pues espero las noticias.

.

Anónimo dijo...

>Eres la última persona en la que confiaría como crítica de teatro. tienes un pésimo gusto, tus tendencias son suicidas, lesbianescas y de lo peor del ateísmo en México. Das MIEdo MUJER!

Anónimo dijo...

Ahí va mi comentario anónimo. ¡No me torturen más! Suficiente es que diario pase por el teatro y vea a Diego Luna así (chequen como tengo mis deditos pulgar e indice bien pegaditos) así, de cerca. Déjenlo! es muy guapo. No todos pueden ser tan excelsos como Bichir, a quien yo estoy por hacer un altar de plastilina. _

Pero bueno ya no sé. Total que ni la veré. Mi consuelo es que no será por las críticas, pues en el Titán confío y en mis contagiadores de cultura tambiém. Así que ni con melón ni con sandía. Y de mi sensei, ni se diga.

feliz 2009 a tus tres lectores!!!!!
atte. Anónima

elmesmisimomatemago dijo...

Por ahí me enteré que esta de vuelta la chiflada religiosa odia-ateos de la Artemisa!!! Agárrensen todos confesados! She's back! she's mean! and this time: she's gay!

La Nena Mounstro dijo...

a mi NO ME GUSTO, a la fulanita esta Irene la vi en el Bufalo de la NOche, y en la de Quemando las Naves y ahora en vivo es mas detestable que detras de una pantalla. No sobreactuada...sobradisima!! un espanto, Y Diego Luna deberia de bajarle a la dona y hacer ejercicio, la panza chelera mehh, y de acuerdo contigo...el no esta ni bien ni mal...ESTA nomas.

Y efectivamente, el poner el nombre de Malkovich es garantìa, ahi estan los numeros.

Muchos y hartos besos !!